Pan de vida y empleo para los jóvenes de Loja

Compartir

En el Hogar de San Ramón y San Fernando de Loja, un proyecto conjunto de La Salle y Pureza de María, viven 24 menores a los que se quiere ofrecer la protección y estabilidad que se merecen. Por eso, se busca que el Hogar sea un espacio terapéutico y acogedor. Una de las preocupaciones que se tiene en el Hogar es promover la inserción laboral de los más mayores, ofreciéndoles posibilidades reales de formación y de empleo.

De esta manera, su estancia puede ser un punto de partida y apoyo para lograr la estabilidad emocional que necesitan para su desarrollo pleno como personas. Se procura, en definitiva, sanar los daños y secuelas psicológicas, emocionales y sociales que las situaciones vividas en su entorno familiar han ocasionado en ellos.

Incluso el propósito del Hogar es, una vez que estos menores salen del centro, seguir siendo referentes para ellos, y contando con ellos, ya como jóvenes extutelados para que, a su vez, sean modelos de referencia positivos para los que siguen allí.

Una de las preocupaciones del Hogar San Fernando es promover la inserción laboral de los mayores, ofreciéndoles posibilidades reales de formación y de empleo, que les permitan insertarse en la sociedad y vivir de manera autónoma.

En relación con esto, llegó en diciembre una oferta de la fundación italiana ‘Casa del Espíritu y de las Artes’. Esta entidad se encarga de apoyar y alentar el recorrido por todo el mundo de la cruz de Lampedusa, hecha con trozos de embarcaciones naufragadas con inmigrantes en 2013 en esta costa italiana, y que el Papa pidió “llevar a todas partes”.

La Fundación solicitó al Hogar que se encargase de su primer Taller de Formas para la Eucaristía en España. Se trata del proyecto El sentido del pan y, tal y como afirman sus promotores: “Quiere dar testimonio de la presencia real de Cristo en la Eucaristía, que se nos entrega para que podamos entregarnos a los demás”.

Es precioso ver cómo las manos de las chicas mayores del Hogar, amasan el pan que después se distribuirá en las iglesias que lo soliciten, para celebrar con Él el mayor gesto de generosidad que existe, la entrega al otro por amor.

 


Compartir
No Comments

Post A Comment