13 jun María Jesús Torrente: Aprendizaje cooperativo y aprender a compartir

¿Quién de vosotros no conoce el significado del verbo “to share”? Este verbo se ha convertido en uno de los más famosos gracias a Internet. Por cada página web que consultamos aparecen los típicos botones de compartir. Facebook, Twitter, WhatsApp… tienen sus métodos propios para compartir fotos, artículos, vídeos … Parece que, por fin, nos vamos enterando de que la clave de nuestra convivencia está en compartir.

Pues, aunque parezca mentira, no es innato en nosotros. Nacemos pequeños, desvalidos, necesitados del otro y eso nos hace ser muy egocéntricos. Quien ha estado cerca de un niño pequeño sabe cuál es la frase mágica: “Es mío”. Y las madres y padres de familia sabéis lo que cuesta que, con la llegada del segundo hijo, el primogénito aprenda a compartir.

Gracias a Dios la escuela nos pone a todos en nuestro lugar y nos enseña que no somos el ombligo del mundo. Existen muchas más personas con necesidades similares a las nuestras. Un niño pequeño en el colegio aprende que no está solo con acciones muy sencillas: guardar el turno de palabra, hacer una fila para ir al comedor o celebrar el cumpleaños de sus compañeros.

Pero, quiero hablaros de un modo de aprender a compartir más poderoso ¿Habéis oído hablar del aprendizaje cooperativo? No os equivoquéis, no es el simple trabajar en grupo que los más “antiguos” practicábamos en el colegio. El aprendizaje cooperativo es mucho más, una de las herramientas más valiosas que hoy en día podemos utilizar en el colegio cuando nos planteamos educar para compartir. El aprendizaje cooperativo enseña a los alumnos a poner en común todos los recursos que tienen a su alcance. Compartir material, recursos, ideas, perspectivas, habilidades…

Todo ello multiplica el valor del individuo y del grupo. Los alumnos salen reforzados tanto a nivel intelectual como a nivel personal. El aprendizaje cooperativo consigue generar en el colegio lazos de compañerismo y amistad inigualables. ¿A qué estás esperando para ponerlo en práctica?

María Jesús Torrente, rp, es licenciada en Ciencias Químicas y diplomada en Ciencias Religiosas

 

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario