05 dic ‘Intocable’: la victoria de la vida

Imagen de la película Intocable

Olivier Nakache y Eric Toledano narran una historia basada en hechos reales en la que Philippe (François Cruzet), millonario tetrapléjico, busca un asistente personal. Driss (Omar Sy) se presenta a la entrevista con la única pretensión de poder conseguir los papeles para cobrar el paro y se encuentra con la sorpresa de ser el elegido pese a su aparencia y antecedentes penales.

Intocable es un juego contínuo de contrastes. Se consigue que dos personas con vidas completamente dispares puedan convertirse en grandes amigos y en un apoyo fundamental para superar las barreras de sus mundos.

Los cineastas consiguen emocionar al espectador. Driss representa al elemento perturbador y transgresor que rompe con el formalismo de un entorno millonario a pesar de haber nacido en una barriada marginal. Por otro lado, Philippe reencarna la soledad de un rico que acepta lidiar con alguien de clase baja y el ansia de libertad que solo se libera con las carcajadas que le proporciona su asistente. Driss (Omar Sy) es el alma de la película: su papel es brillante, no tanto por su buen hacer con Philippe, que también, sino por conseguir trasladar la película a un entorno distendido desde su espontaneidad.

Es una celebración de la victoria de la vida y la amistad sobre la marginalidad y la enfermedad. Casi una hora y media de enfrentamiento contra complejos y ruptura de prejuicios que merece la pena contemplar.

 

Título:Intocable’. Director y guión: Olivier Nakache, Eric Toledano. Reparto: François Cluzet, Omar Sy, Anne Le Ny, Audrey Fleurot, Clotilde Mollet, Joséphine de Meaux, Gregoire Oestermann. Año: 2011. Género: Comedia/Drama. Duración: 109 minutos.

Autor: Pau Calvo es estudiante del grado en Periodismo del CESAG. Artículo publicado en la edición número 159 de ‘Mater Purissima’.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario