congreso-misericordia-pureza-santa-cruz

26 abr Santa Cruz: congreso de la misericordia

El pasado 21 de abril el colegio Pureza de María Santa Cruz realizó una inmersión total en el Año de la Misericordia convocando un minicongreso (y usando su formato) que implicó a todas las etapas educativas del colegio. El Congreso supuso la participación de diferentes colectivos externos (como sindicatos de profesores o Cáritas) y personas que desde sus diferentes profesiones (médicos, profesores, abogados, etc.) daban su relato en primera persona, a los estudiantes, de cómo vivían la misericordia. Los alumnos también realizaron diferentes actividades y trabajos en clase sobre el tema y algunos también fueron voluntarios en la organización y desarrollo de las ponencias. Una representación del grupo misionero Deja Huella también participó en una de las charlas.

El padre Daniel, uno de los participantes en la jornada, apuntó la importancia de la iniciativa, que valoró como «muy interesante, porque nos sitúa (en referencia al congreso) en la dimensión de la caridad con el hermano, y que en el ambiente del colegio, puedan ver cómo vivir las obras de misericordia y el amor hacia el hermano».

En diferentes ponencias, se destacó la necesidad de ayudar al que lo necesita y también de valorar lo que se tiene, como la salud. El músico Alejandro Abrante, que también participó en el evento, destacó que «sin música no hay vida», y en ella también una vía para mostrar lo mejor de uno mismo, y se mostró feliz de aportar su «grano de arena».

Por su lado, la directora del ciclo de Primaria en el colegio, Elena Rodríguez, rp, destacó que fue un acto «bonito y con unos ponentes llenos de ilusión. Los niños admiraron una presencia nueva en su vida y se mostraron receptivos a todo el bien que transmitieron (los ponentes) con su experiencia». Los alumnos se mostraron «contentísimos, porque no habían vivido nunca un congreso, y se sorprendieron de la organización y de lo bien que estaban las charlas», relató la profesora María Dolores López, rp.

Aún no hay comentarios

Dejar un comentario