Olimpiadas en Valencia

El velódromo Lluís Puig de Valencia albergó esta noche del viernes la apertura de la segunda edición de los Juegos Olímpicos de Pureza de María. Unas 4.000 personas, entre los 1.150 escolares participantes (de todos los colegios de la red en España), los 156 responsables de equipos, 316 voluntarios y más de 2.300 acompañantes, se dieron cita en la instalación deportiva valenciana para esta gran fiesta del deporte y del compañerismo.

La superiora general de la congregación de Pureza de María, H. Socorro Cabeza, reclamó a los participantes ir «más rápido, más alto, más fuerte», del mismo modo que el lema olímpico clama «Citius, altius, fortius». Cabeza reclamó ir más rápido «porque hay demasiada lentitud en mejorar el mundo, en corregir las injusticias, en alcanzar la madurez. Somos lentos a la hora de ayudar a nuestros semejantes».

Asimismo, pidió llegar más alto, «porque aspiramos a más. Se nos queda pequeño este mundo y necesitamos ese anhelo de los jóvenes, necesitamos que conduzcáis nuestra mirada hacia arriba. Más alto para superar barreras, para volar hacia lo mejor», Por último, llamó a ser más fuerte «para no ceder al cansancio, para superar los nervios, para no decaer. Más fuerte porque el equipo lo merece, porque vuestros padres lo esperan, porque al volver a casa podreís decir con alegría: ‘Me he superado a mí mismo'».

El campeón paralímpico de atletismo David Casinos, llamó a los participantes en los Juegos Olímpicos de la Pureza a vivir «cada momento, cada carrera» al máximo, «y hacedlo vuestro, porque os puede cambiar la vida».

La ceremonia inaugural contó también con el testimonio de Sara Moreno y Vicente Lli, campeones del mundo de gimnasia y premio al mérito deportivo, de Belén Guillemot, dos veces subcampeona del mundo de gimnaasia aeróbica, y de gimnastas de Pureza de María Cid, Bilbao y Manacor, entre otras actividades que divirtieron al abundante público asistente.

[nggallery id=279]

 

No Comments

Post A Comment