Campeona de esgrima

slideesgrimamadrid-2561367

Pie de foto: Andrea Zamorano, estudiante de Pureza Madrid, en el centro de la imagen

La esgrima es un deporte muy completo, a diferencia de lo que mucha gente pueda pensar, ya que se entrena tanto la parte física como la mental. Además, es un deporte que puede practicarse a cualquier edad: en los clubes podemos encontrar alumnos tanto de cuatro años como de más de setenta.

A lo largo de la historia, ha habido diferentes armas hasta llegar hasta las que se utilizan hoy en día en la esgrima deportiva: sable, espada y florete. Las reglas varían según el arma que utilicemos, pero en todo asalto oficial de esgrima es necesario un árbitro y una pista sobre la que tirar (a los esgrimistas se nos llama también “tiradores”).

Al ser un deporte practicado con un arma de acero, el tirador debe ir bien protegido con una equipación especial que debe pasar unos estándares de seguridad marcados por la FIE (Federación Internacional de Esgrima). Esta equipación consta de una careta, una chaquetilla, y un pantalón. En el interior también se encuentra el protector de plástico duro para el pecho y otro peto de tela para proteger el brazo armado y la tripa.

Los asaltos, por su parte, pueden ser asaltos a cinco tocados entre dos adversarios en tres minutos, o a quince, dividido en tres tiempos de tres minutos.

Este deporte me gusta tanto porque además de hacer ejercicio físico, tal y como he dicho antes, se ejercita la mente, porque no solo cuenta lo que tú sepas hacer, sino de lo que sabe hacer tu adversario. Para ganar es necesario tener una técnica y anticipación, tantear lo que suele hacer el contrario y sus posibles puntos débiles para ejecutar la acción correcta para poder conseguir el tocado. Además, fomenta el compañerismo, ya que se comparten muchas horas con los compañeros, con los que puedes formar un grupo de cuatro para competir en la categoría de equipos. También me gusta porque son tus propios compañeros y rivales, además del maestro, los que te ayudan a mejorar a la vez que les ayudas tú mediante los asaltos.

La esgrima también fomenta el respeto hacia el contrario, puesto que antes de cada asalto los tiradores se saludan, y nada más terminar se vuelven a saludar y se dan la mano.

Es un deporte muy satisfactorio porque en las competiciones puedes poner a prueba tu aprendizaje y ver tu progresión. En mi caso, he sido campeona de Madrid y de España dos años consecutivos (2012 – 2013) junto con el equipo cadete, y una vez campeona de Madrid con el equipo junior este año. También he logrado ser décima en el Campeonato de España Cadete individual y quinta en el Campeonato de España Sénior este año.  En el terreno internacional he disputado tres pruebas del circuito cadete europeo (dos en Grenoble y uno en Pisa) y la Copa del Mundo junior en Burgos.

Animo a todo el mundo a que pruebe este deporte, ¡seguro que os engancha como lo hizo conmigo!

Andrea Zamorano, alumna 1º de Bachillerato de Pureza Madrid.

 [nggallery id=219]

No Comments

Post A Comment