No apasiona

La última película interpretada por el actor Tom Cruise es la versión cinematográfica de la novela gráfica homónima, cuyo autor, Joseph Kosinski, también se encarga de dirigirla.

No he leído la obra original, por lo que no puedo asegurar si el film es una visión fidedigna o si, al contrario, el director se ha encargado de darle otra dimensión diferente, por lo que esta crítica no puede entrar en según qué tipos de disquisiciones sobre si son mejores los productos originales o las traslaciones cinematográficas que se hacen a partir de aquéllos.

Oblivion se sitúa en el género de la ciencia ficción y trata sobre la vida en la Tierra en 2077, contaminada en su mayor parte, después de una guerra nuclear global contra una raza alienígena a la que acabaron aniquilando.

El personaje principal, Jack Harper, es una de las escasas personas que puede «vivir» en la superficie, ya que se encarga del mantenimiento de las infraestructuras terrestres que sirven de apoyo a la nave donde viven los otros humanos.

Sin dejar de ser una película interesante, Oblivion presenta el problema de tener muchas referencias (Moon, Blade Runner,…) y que el espectador acaba con la sensación que no están bien ligadas. Se puede ver, pero no apasiona.

Título: Oblivion. Director: Joseph Kosinski. Intérpretes: Tom Cruise, Olga Kurylenko, Andrea Riseborough, Morgan Freeman, Melissa Leo, Zoë Bell y Nikolaj Coster-Waldau.

No Comments

Post A Comment