Mamá, tu sí que sabes

El nombre tuvo que ser Mamá. No podía llamarse Las niñas de sus ojos, Despechada o Amor de madre, no. La película lleva como título una de las palabras más dulces y más utilizadas en la vida diaria, aunque a veces da miedo pronunciarla. Precisamente, de esas ocasiones se nutrió el joven director Andrés Muschietti cuando perfiló los trazos del corto que cuatro años más tarde se convertiría en una de las producciones con más tirada en Estados Unidos y truncaría el apacible sueño de millones de espectadores. Y es que si alguien sabe generar tensión ese es, sin duda, Guillermo del Toro. Parece ser que el director mexicano ha encontrado su olla de monedas de oro particular en la producción de Mamá. Aunque la transformación de cortometraje en largo suele ser acogida con escepticismo, la realidad es que a del Toro no le tembló la mano a la hora de alargar ciertos tramos de la historia que, por otra parte, no se salen de las pautas establecidas por los guiones de terror convencionales. Quizás ahí resida el mérito del trabajo final, a pesar de que algunas partes recuerden vagamente a producciones como El grito o The ring, entre hospitales e investigaciones de difuntos, la creación de Muschietti y del Toro engancha al espectador a la butaca y le invita a viajar a través de los ojos de una niña que descubrió en su suerte una gran desgracia.

Título: Mamá. Director: Andres Muschietti. Intérpretes: Jessica Chastain, Nikolaj CosterWaldau, Megan Charpentier, Isabelle Nélisse y Daniel Kash.

No Comments

Post A Comment