Buenos ladrones, lluvia, gigantes y enanos

Un orfanato, un mínimo de seis padrenuestros, tres noches sin luna, dos tormentas, una chimenea para trepar, unos cuantos cementerios, algunas fábulas marineras, un niño al que le falta una mano, una niña con el labio leporino, un gigante y un enano. Eso es El buen ladrón, de Hannah Tinti, una novela que remueve y reinterpreta las bases del espíritu de Charles Dickens. Vendida como un cuento sacado del imaginario de Tim Burton con tintes de Harry Potter, no puede estar más alejada de uno y de otro.

La adopción de Ren, un niño huérfano al que le falta una mano, por un extraño, es el magnífico punto de partida que lleva a lugares en los que el lector puede que ya haya estado en sueños, pero que nadie había descrito con la facilidad que lo hace Tinti. Un libro de personajes y aventuras que devuelve a los tiempos en los que las únicas dudas eran qué comer y dónde cobijarse.

Título: El buen ladrón. Autora: Hannah Tinti. Editorial: Anagrama.

No Comments

Post A Comment