XXV Capítulo General: Comienza un tiempo nuevo

De izquierda a derecha: H. Emilia González (Vicaria), Socorro Cabeza (Superiora General), Begoña Fornés, Isabel Padilla y Mª Luisa Costa (Consejeras)

Haced lo que Él os diga” (Jn 2,5). Con este lema, 35 hermanas de la Pureza, provenientes de los tres continentes (África, Europa y América), durante el mes de abril, se han reunido en Sant Cugat del Vallés, Barcelona, para celebrar el XXV Capítulo General de la Congregación. Es un hecho eclesial e institucional de suma importancia para nosotros, familia de la Pureza. La finalidad es promover la vitalidad espiritual y apostólica del Instituto, asegurar su unidad y su fidelidad al carisma de Alberta Giménez, adaptar a las exigencias del momento histórico los factores de nuestra vida personal, comunitaria y apostólica para seguir más fielmente a Cristo y servir a la Iglesia.

Animadas por un clima evangélico de rectitud de intención, de desprendimiento, de oración y de reflexión, en fe, esperanza y amor, después de ocho días de Ejercicios Espirituales de San Ignacio, las religiosas eligieron a la Superiora General, la H. Socorro Cabeza Rodríguez, y sus Consejeras (HH. Emilia González, María Luisa Costa, Isabel Padilla y Begoña Fornés).

Unidos a toda la familia de la Pureza, deseamos  a la H. Socorro que el Espíritu Santo le guíe e ilumine en este nuevo servicio que el Señor le ha confiado. Que la presencia de Jesús Resucitado le acompañe y que nuestra Madre, la Virgen de la Pureza, bendiga y conduzca cada uno de sus pasos.

Desde el Mater, recogemos el sentir de todos: religiosas, novicias, postulantes, profesores, personal de administración y servicios, padres, alumnos, antiguos alumnos y todos los amigos y allegados, expresándole nuestro apoyo para juntos seguir construyendo el Reino desde el rincón de la tierra en el que nos encontremos.

No queremos terminar sin antes agradecer a la H. Carmen Bennasar su entrega, desvelos y dedicación plena a la Congregación en este último sexenio y también agradecer al Consejo que le ha acompañado durante estos años.

Confiando en Dios y contando con la protección de la Virgen… ¡CONTINUEMOS!…

Este artículo se publicó originalmente en la edición nº133 de Mater Purissima (junio 2009)

1 Comment
  • Ladya Perez
    Posted at 08:50h, 27 junio Responder

    Hola!
    buscando en la web congregasiones di con ustedes
    vivo en Sinaloa Mexico,
    Tengo años con la inquietud vocacional,
    he ido un par de veces a vivir la experiencia,
    no era mi momento definitivamente
    Y pues les escribo para ver si pudieramos charlar algun
    dia de estos, me gustaria saber mas de ustedes.

    Saludos

Post A Comment