Ana Gelabert: «La escuela técnica capacita gradualmente a los alumnos para lograr destrezas»

En América Latina existen muchas situaciones de crisis que necesitan una intervención de ayuda humanitaria. La apuesta que hacen las hermanas de la Pureza sigue siendo por la educación y, en muchos casos, por la educación profesional o técnica. ¿Por qué?
La situación económica es difícil en el mundo latinoamericano. Las familias luchan trabajando todo el día en empleos mal pagados. Todo ello para lograr el pobre sustento de cada día. Pero muchos de ellos se plantean si sus estudios supondrán mejoras en su vida. Graduarse, ¿para qué? ¿Para engrandecer el mundo de los desempleados que salen del Bachillerato sin saber hacer nada? ¿Para realizar los trabajos peores y mal pagados que no les permiten salir de su situación de pobreza?

En esta clase de sociedad surge la escuela técnica, aquella que desde la iniciación del Bachillerato capacita gradualmente a los alumnos para lograr unas destrezas que les permitan realizar una tarea determinada. Es la que puede lograr que se aspire a un mundo laboral en el que el trabajo no sea una carga, sino un espacio gozoso en el que se puede hacer realidad lo que siempre se ha soñado.

Ana Gelabert, rp, ex directora de Fe y Alegría en Colombia y Venezuela

Tags:
No Comments

Post A Comment