despedida-claudia-escobar-cumana-10

08 ene Despedida a Claudia Escobar en Cumaná

“Dejar fluir las palabras para despedir a la H. Claudia Escobar sin que se nos haga un nudo en la garganta, es como pedirle al mar que la ola no se haga sentir al llegar a la orilla”, así se expresa el personal del Colegio Fe y Alegría Madre Alberta de Cumaná.

Y continúan: “H. Claudia Escobar -¡Misionera Obediente!-  llegaste a nuestras vidas hace  dos años, como una ola suave y tranquila, como un remanso de agua cristalina, impregnándonos de amor, con tu calidez y tu sonrisa. Con presura en tu actividad para que el tiempo no se te escapara de las manos,  pero sin escatimarlo con cada uno de nosotros. Tiempo valioso que supiste aprovechar para escuchar con sabiduría y humildad, que te sirvió para unificar sin atropellar, respetando a cada uno su espacio sutil de destreza, mujer de gran creatividad, has entrelazado conocimiento y liderazgo prendado de espiritualidad,  que  poco a poco fue curando heridas que nuestra coyuntura social nos había abierto. Sentimos que tu presencia en el Colegio “Madre Alberta” vino a oxigenarnos, a devolvernos la confianza. Nos motivó al trabajo con alegría, amor y dedicación. Generó  un ambiente de armonía y tranquilidad que permite ver las bondades del trabajo en equipo. Ayudaste a la reconciliación de toda esta gran familia, por tu motivación  a perdonar, a no perder la fe y la confianza en Jesucristo y has consolidado la vocación educadora que nuestra sociedad necesita en esta época tan crucial que atravesamos, animándonos al compromiso de seguir luchando juntos, para atrevernos a soñar en el proyecto de seguir transformando vidas con los ideales de Nuestro Señor Jesucristo”.

 

 ¡Te vas misionera obediente!  A seguir la labor en un país hermano.

Tal vez sean para ti motivo de  preocupación las metas que te fijaste y aún quedan pendientes. Sin embargo queremos decirte: que la labor más importante, con mucho éxito la has logrado. Por eso  con estas palabras sencillas y sinceras te agradecemos toda la confianza que en nosotros has depositado.

Por todo ello queremos decirte GRACIAS. Que sigas llenando de alegría y paz los corazones que al igual que nosotros puedan tener la dicha de conocerte. Te vas físicamente pero una parte tuya se queda con nosotros. Está demás decirte que te quedas en cada uno de nuestros corazones, que esta gran familia de Fe y Alegría “Madre Alberta Giménez” te quiere, te valora y te bendice por siempre”.    

15 de diciembre de 2017

1Comentario
  • Yurbys Rondon
    Publicado en 19:56h, 11 enero Responder

    Hna Claudia eres la esencia de cristo; con tu humildad reflejas los ideales del redentor;te extraño muchísimo y se que nos hace mucha falta;pero aun así me lleno de valentia y pido a Dios sigas siendo esa luz que ilumina vidas;ahora donde estas;mi corazón aun chiquito por tu partida:no es fácil dejarte ir te quiero muchísimo

Dejar un comentario

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.